8 mascarillas exfoliantes que puede hacer en casa

La exfoliación elimina la piel muerta y cualquier residuo en la superficie que pueda estar obstruyendo los poros. Deja la piel más brillante, más lisa y más tonificada.

Hay muchas formas diferentes de exfoliar. ¿Cómo sabe qué métodos y productos valen la pena usar? Hay exfoliantes, limpiadores, cepillos, sueros, cremas, tratamientos nocturnos, y quizás nuestras favoritas, las máscaras. Las mascarillas exfoliantes son una excelente manera de erradicar la acumulación de piel muerta y aclarar un cutis opaco. 

Sin embargo, hoy en día hay tantas opciones en los estantes que es difícil saber cuáles probar. Buenas noticias, no tiene que salir a comprar un arsenal de productos. Es fácil hacer sus propias mascarilla exfoliantes con algunos ingredientes simples que puede encontrar en su cocina. Conoce 8 recetas de mascarilla exfoliantes que puede hacer en casa. 

Mascarilla exfoliante de bicarbonato de sodio y miel

Esta máscara es ideal para pieles secas o maduras que necesitan exfoliación. El bicarbonato de sodio elimina suavemente las células muertas de la piel que obstruyen los poros. La miel está llena de antioxidantes y es naturalmente antibacteriana, además de súper hidratante. Atrae la humedad hacia la piel y actúa como una barrera protectora. La vitamina E también es un gran antioxidante que hace maravillas para reparar la piel dañada y envejecida. La canela también ayuda a desintoxicar su piel y aumentar el flujo de oxígeno, dándole ese brillo deseado. 

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de aceite de vitamina E
  • ¼ cucharadita de canela
  • 3 cucharaditas de leche

Combine todos los ingredientes en un tazón. Aplique una capa gruesa en su cara, trabajando la mezcla en su piel con un movimiento circular. Deje que la mascarilla se seque durante 15 minutos y luego enjuague con agua tibia. Para una exfoliación adicional, masajee con la punta de los dedos mientras se quita la máscara.

Mascarilla facial de ácido láctico de naranja y yogurt

El yogurt natural es una gran fuente de ácido láctico natural, que es un excelente exfoliante. El ácido funciona para eliminar los restos de la superficie de la piel, revelando una piel más brillante, más clara y más lisa. El jugo de naranja fresco agrega una dosis de ácido cítrico, que ayuda a aclarar la piel. Su contenido de vitamina C también combate los radicales libres y ayuda a reparar el daño ambiental. El aloe vera es calmante y nutritivo, por lo que su piel quedará súper suave durante días.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 2 cucharaditas de jugo recién exprimido de una naranja, con la pulpa
  • 1 cucharadita de gel de aloe vera

Mezcle todos los ingredientes en un tazón hasta que estén bien unidos. Aplique la mezcla a su cara con suaves movimientos circulares. Deje que la mascarilla se seque durante 10 minutos. Enjuague bien con agua tibia.

Mascarilla exfoliante de ensalada de frutas

Esta mascarilla perfecciona la piel con una mezcla de tres ácidos que se encuentran en las frutas. El ácido glicólico de la piña, el cítrico del jugo de limón y el tartárico de las uvas exfolian las células muertas de la piel. Cierra los poros, reduce la hiperpigmentación, mejora el tono y suaviza la textura de la piel. El jugo de limón puede irritar la piel sensible, por lo que si experimenta alguna sensación de ardor, lávese de inmediato la cara.

Ingredientes:

  • ¼ taza de piña
  • 1 cucharadita de jugo de limón recién exprimido
  • ¼ taza de uvas

Triture la piña y las uvas en un tazón hasta que no queden trozos grandes. Vierta una cucharadita de jugo de limón y mezcle bien los ingredientes. Masajee la mezcla en su piel hasta aplicarla uniformemente. Deje que la mascarilla repose durante 15 minutos. Lave su cara  con agua tibia y séquela suavemente con un paño o toalla limpia y suave.

Mascarilla facial de ácido láctico de leche  y avena

El ácido láctico en la leche exfolia las células muertas de la piel y revela una piel más lisa y clara. La avena suaviza la piel mientras que la canela actúa como un antioxidante desintoxicante, combatiendo el daño de los radicales libres. El resultado es un rostro brillante y juvenil.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena en hojuelas
  • 2 cucharadas de leche
  • ¼ cucharadita de canela

Mezcle todos los ingredientes hasta que esté suave y uniforme. Aplíquela en su cara y deje que la máscara repose durante 20 minutos. Retire mientras exfolia su rostro, moviendo de forma circular y suave  los dedos para eliminar todos los residuos de la superficie.

Mascarilla exfoliante de té verde y harina de arroz

El té verde tiene antioxidantes increíbles. Repara y renueva la piel mientras la protege del daño ambiental y la contaminación. La harina de arroz exfolia suavemente para una piel radiante y brillante.

Ingredientes:

  • ½ taza de té verde recién hecho, enfriado
  • 1 cucharada de harina de arroz

Prepare su té verde durante quince minutos. Una vez que se haya enfriado, agregue una cucharada de harina de arroz. Mezcle bien hasta que esté suave. Aplique la máscara con pequeños movimientos circulares para maximizar los beneficios exfoliantes. Deje la mezcla en su cara durante 15 minutos. Enjuague con agua tibia.

Máscara exfoliante líquida de desayuno

Esta mascarilla exfoliante hará que su piel se sienta fresca y suave como la de un bebé. El jugo de naranja limpia profundamente su piel y su ácido cítrico erradica cualquier obstrucción en sus poros. Su alto contenido de vitamina C actúa como un poderoso antioxidante para reparar y aclarar la piel. Los grumos de café actúan como un exfoliante físico suave.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de café molido
  • 2 cucharadas de jugo de naranja recién exprimido

Agregue el café molido al jugo de naranja hasta que la mezcla tome una consistencia espesa, similar a una máscara. Aplique una capa uniforme en su cara y deje que la máscara repose durante 20 minutos. Lave su cara con movimientos circulares para exfoliar las células muertas de la piel.

Máscara de ácido láctico miel y kéfir

El kéfir es similar al yogurt pero tiene aproximadamente 40 veces más bacterias beneficiosas. Es una fuente natural de ácido láctico, que funcionará para eliminar cualquier impureza en los poros. El ácido láctico en el kéfir no solo exfoliará su piel, sino que también la hidratará y la aliviara. La miel es un agente antibacteriano, antiviral y antifúngico natural. Eso hace que esta máscara sea una gran opción para las personas con piel propensa al acné. Luchará contra las bacterias malas, pero aun así dejará su piel nutrida. La miel también reduce la inflamación y atrae la humedad hacia ésta. Básicamente es un ingrediente milagroso. Esto es lo que debe hacer para prepararla.

Ingredientes:

  • ¼ taza rasa de kéfir
  • 1 cucharadita de miel

Mezcle el kéfir y la miel. Aplique una capa uniforme en su cara y déjela reposar durante 20 minutos. Luego enjuague y retire la mascarilla. Seque su cara con una toalla limpia y suave.

Mascarilla exfoliante de yogurt y azúcar

El azúcar actúa como un exfoliante físico, así como una fuente de ácido glicólico. El ácido glicólico estimula el recambio celular y descompone las obstrucciones en los poros. El yogurt contiene ácido láctico que también elimina los residuos de la superficie de la piel. Estos dos ácidos trabajan juntos para exfoliar la piel de forma potente y natural. ¡Una doble dosis de ácidos potentes le deja una piel brillante y juvenil!

Ingredientes:

  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 1 cucharadita de azúcar

Mezcle los ingredientes en un tazón hasta que el yogurt y el azúcar se unan completamente. Aplicar en la cara en una capa gruesa. Deje que la máscara repose durante 15 minutos. Luego, humedezca las yemas de sus dedos y masajee su cara con movimientos circulares para una exfoliación adicional.